Jueves, 06 de Noviembre de 2014 18:08

La fuerza del FA en Montevideo

por  Andrés Alsina
Vota este articulo
(0 votos)

La votación de cada partido por barrios de Montevideo no abonan la esperanza blanquicolorada de que la intendencia capitalina cambie de conducción política, muestra una división clara en la sociedad y en consecuencia dónde está la base social de cada una de las fuerzas electorales, y como la división es entre una parte mínima y una muy mayor, asoma la potencia homogeneizadora del FA, por su gran peso cuantitativo, en toda la ciudad.

El FA tiene sobre el 70% --79,79% en Santa Catalina es su punto más alto—también en Nuevo París, La Teja, Cerro, Cerro Norte y Belvedere. En la decena de los 60 tiene 69,08 en Piedras Blancas y agrega Casavalle, Belvedere, Jardines del Hipódromo, Santiago Vázquez, Peñarol, Saint Bois, Villa García y Cerrito.
Sobre el 50% tiene 59,03% en Melilla y siguen en orden decreciente Flor de Maroñas, Toledo Chico, Cilindro, Piedras Blancas, Bella Vista, Brazo Oriental, Malvín (con 55,29%), Ciudad Vieja, Aguada, Atahualpa, La Figurita, Palermo, Villa Muñoz, Jacinto Vera, Barrio Sur, La Blanqueada, Reducto al Sur y Larrañaga.
Sin mayoría propia, tiene 9 barrios más en el orden del 40% (41,14% en Parque Batlle) y a partir de allí su votación pega un salto sobre una decena y tiene 29,79% en Pocitos contra 41,19% de Lacalle y 26,68% en Carrasco contra Lacalle Pou (con 46,6%); los únicos barrios en los que perdió.
Si se ponen los colores del FA sobre las zonas de Montevideo en que ganó, se tiene una costa acorralada mucho más de lo que estaba en la imaginación popular. (Sería interesante saber cuántos de estos votos son del MPP, que logró 10 diputados por Montevideo, y si son porcentualmente más o menos que en el interior, pero esa es parte de la información no disponible.) Se puede conjeturar que la mala gestión de la intendencia capitalina no influyó en la elección nacional y considerar con fundamento que el voto de la costa tuvo un fuerte contenido ideológico.
Si se examina la votación de otras fuerzas, se concurre con el argumento del voto ideológico antifrentista pues se ve que el Partido Colorado tuvo su mejor votación en Pocitos (19,38%) y Carrasco (18,93%) donde deja paso al señor de esos lares, Lacalle Pou.
En cuanto al PI, también tiene su fuerte en Pocitos, 7,1%, para anotar luego en barrios de clase media, haciendo eco (en la medida de su caudal de votos) al impulso ideológico: le va por ejemplo bastante bien en Carrasco (5,49%), séptimo barrio en orden decreciente de su votación. Pero su presencia clara en barrios de clase media en el promedio de sus votos, de 4,55%, se da sólo en los diez primeros barrios de 43 tabulados, lo cual sugiere efectivamente un voto resignado que no quiso ir al FA. También es alternativa al FA, recolectando en otros sectores de Montevideo, la Unión Popular. En los dos únicos barrios en que excede el 2% es en La Teja y Palermo.
Cuando se disponga de esta información sobre el interior, se podrá trazar una aproximación fundada al resultado del balotaje. Por alguna razón que no es igualitaria, la Corte Electoral todavía no la proporcionó y además, como si algunos fuesen más iguales que otros entre los interesados en los resultados electorales, tiene dos portales: a la información refinada sólo se tiene acceso previa inscripción, vaya uno a saber con qué fundamento.

 

Publicado en Noticias de 33 y 7N.

Ultima modificacion el Martes, 11 de Noviembre de 2014 18:11
Andrés Alsina

Andrés Alsina

Periodista

You are here Principal