Lunes, 16 de Marzo de 2015 19:30

Yo me inmunizo, él se inmuniza, todos nos inmunizamos

por  Margarita Michelini
Vota este articulo
(0 votos)

Empiezan las clases y hay que tener las vacunas al día.
Apenas llega al mundo, el bebé recibe la BCG que, según los médicos, previene contra la tuberculosis y según los desconfiados contra la alergia al Carnaval, en especial la murga.

A los dos meses toca la primera dosis de la “pentavalente DPT,HB/Hib” también denominada “quintuple celular”. Son nombres engañosos que hacen pensar en una maniobra del Pentágono o en el marketing de las empresas de telefonía móvil. No es así, se trata de productos biológicos que activan nuestras defensas para protegernos de cinco pestes de cuidado: difteria, tos convulsa, tétanos, influenza tipo b y hepatitis B.

Queda en evidencia que la B en medicina no indica nada bueno y que la tal penta se ha tragado a la “triple” de antaño.

La triple actual, que se impone al año de vida no es de crema, chocolate y frutilla sino “triple viral”. Además de inmunizarnos contra rubeola, sarampión y paperas, ¿limpiará de virus nuestras computadoras?
Entre los dos y tres meses también corresponde recibir la primera dosis de la “poliomelítica inactivada” que no es un apelativo en clave de una espía “dormida” o “topa” sino la vacuna que desarrolló Jonas Salk a mediados del siglo XX contra la polio que hacía estragos. Se suma la Neumococo 13, de las vacunas, la más rapera.

Como todo cambia, los mayores (y mayoras) no pueden desentenderse por completo de los puestos de vacunación. Entre los 19 y los 65 años, el menú de los pinchazos se simplifica, salvo viaje o embarazo, hasta los 65 cuando aparecen nuevas prestaciones, la más famosa y discutida: la vacuna contra la gripe.

Todo bien con el CEV (Certificado Esquema de Vacunación)*. Agradecidos a la ciencia, los científicos y las enfermeras que nos pinchan, pero ché siempre en el mismo sentido, solo se  combaten bacterias y virus.
Va aquí una exhortación al mundo de la ciencia para desarrollar vacunas diferentes.

Doble viral espiritual activada.
contra la mala onda y el mal de ojo (de los demás) Una dosis anual, antes de las Fiestas de fin de año.

Contracoco siglo XXI. Protege contra las falsas promesas de toda clase, estatales, privadas publicitarias y comunicacionales. También aumenta la sagacidad para distinguir entre show y política. Una dosis obligatoria antes de la mayoría de edad. Después, cada uno elige la proporción de ficción y realidad que tolera.

Contracuore. Protege contra las falsas promesas sentimentales. No es recomendable invertir en el desarrollo de esta vacuna. El mundo se volvería tremendamente chato y aburrido.

Estatitis A
. Se debería invertir en desarrollar unavacuna que ayude a los individuos a discriminar entre el estado y la sociedad.  Es muy posible que su aplicación requiera de una ley que si excepcionalmente lograra mayoría en el Parlamento, uno de los poderes del estado, sería vetada por el Poder Ejecutivo o declarada inconstitucional por la SCJ. En ese caso, habría que juntar firmas.

Doble bacteriana CSR/PE. Evita caer en la supersticiones religiosas y las trampas de la publicidad engañosa. Vacuna que no será obligatoria porque la SCJ la declararía inconstitucional, con razón en este caso. La gente es libre de creer en lo que quiera o lo que le convenga.

Sindicalitis B y C. Muy recomendable investigar la mutación de la saludable vocación por el sindicalismo a nuevas cepas, como las sindicalitis B y C (burocracia y corporativismo). De muy difícil desarrollo en el país porque los sucesivos paros impedirían la investigación.

Conciencia magnus ignorantia polivalente.
Es imposible inmunizarnos contra la ignorancia pero sí tener conciencia de la dimensión de la burrez de cada uno. Esta es la función de la vacuna propuesta que evitaría decir sandeces y bolazos. Los humoristas estaríamos eximidos...ge ge.


* http://www2.msp.gub.uy/vacunas/index.html

Publicado en puntogg, Nº º2, primera quincena de marzo de 2015.

 

Ultima modificacion el Lunes, 16 de Marzo de 2015 19:42
Margarita Michelini

Margarita Michelini

Periodista, humorista, editora de cosasdelavida.

Ultimos articulos de Margarita Michelini

Temas relacionados (por etiqueta)

ir arriba