Lunes, 18 de Mayo de 2015 17:43

Pobre mi madre querida

por  Margarita Michelini
Vota este articulo
(1 Voto)

Hay una mamá que junta firmas contra la Corte Electoral y un flamante alcalde que se propone prohibir el festejo del Día de la Madre en su municipio por los próximos 20 años. Pero no solo eso.
La coincidencia del sagrado homenaje a mamita con el voto que el alma pronuncia, el pasado domingo 10 de mayo, puso en tela de juicio el verso tanguero
“las madres son diosas con santas diademas”, acarreó numerosos inconvenientes a las familias uruguayas, comerciantes, candidatos y trabajadores del volante (tacheros), además de sembrar la confusión en la población infantil.

Infeliz coincidencia
Nadie se explica cómo la jornada que se dedica en el mundo a glorificar a las autoras de los días haya coincidido con algo tan pragmático como un acto electoral.

La Constitución de la República establece que las elecciones departamentales tendrán lugar el segundo domingo de mayo. La carta magna pudo más que una madre, dos madres, todas las madres uruguashaaa; en la Corte ni pensaron cambiar la fecha.

No pasó lo mismo en 2014 cuando, con gran anticipación, los gobernantes vieron venir que las elecciones internas se entreveraban con el Mundial, reparando por ley tan tremendo error del almanaque.

Si los integrantes de la Corte Electoral hubieran pensado un poquito, habrían recordado que nadie te grita “la puta constitución que te parió”, ni “andate la concha de tu constitución”, prueba contundente de que ninguna constitución conmueve como la madre.


También habrían reconocido que, si bien es cierto que existen sesudos constitucionalistas ninguno supera en fama e influencia a don Sigmund Freud, experto en calamidades maternas.

Se desconoce por qué las cámaras comerciales, que podrían haber adelantado o postergado la celebración, se hicieron las sotas.


Los herejes opinan que como el Día de la Madre es un truco comercial si se adelantaba el festejo para el primer domingo de mayo, poca gente habría cobrado el sueldo y si se postergaba se lo habrían gastado. En ambas situaciones los hijos no hubieran hecho el amoroso desembolso en comercios y restaurantes que merecen las mamás y el mercado interno.

Efectos colaterales
Así las cosas, el pasado 10 de mayo varios candidatos y candidatas a intendentes y alcaldes se olvidaron de saludar a sus madres, quienes desencantadas votaron en blanco.


Fueron muchas las madres que no pudieron llevar a votar a sus propias progenitoras ancianas por tener que estar presentes en el festejo de su día.

 

En Montevideo, un taximetrista contratado por un partido político, dejó una tanda de milanesas y jugo en la casa del candidato, en tanto dejó a la madre en una mesa de votación que no le correspondía. La señora, conmovida, compró sandwiches para los famélicos delegados, quienes la nombraron “Madre más votada”.

En Punta del Este, un señor entrado en años y en copas, preguntaba dónde era el festejo “de la madre de todas las reformas” para saber si al fin, esta vez, achicaban el Estado.


En un pueblo del norte, una madre de 18 hijos -ninguno mellizo- esperó todo el día a la tele, junto a su prole. Se quedaron sin votar y su candidato a alcalde perdió por 19 votos. El periodista que la había contactado fue enviado por su jefe a la otra punta del país para entrevistar a siete alcaldes con sus respectivas madres. “Es una nota de color más oportuna y de mayor impacto”, le dijo.


Los activistas por el voto en el exterior aprovecharon la volada añadiendo a sus consignas: “En su día, las madres uruguayas que no están en el país, no podrán ejercer el derecho constitucional al voto”. En el afiche, a la urna que lleva de la mano una urnita, se le cae una lagrimón.


Esta enojosa coincidencia entre “madre hay una sola” y “elija quién quiere que lo gobierne” dejó perplejos a miles y miles de niños, niñas y adolescentes en todo el país que hasta el presente creían que los gobernaban sus madres. No sería raro que a partir a ahora, los chiquilines crean que los alcaldes e intendentes -varones o mujeres- son las madres.


Publicado en puntogg Nº 15, primera quincena de mayo de 2015.

Ultima modificacion el Sábado, 27 de Junio de 2015 15:25
Margarita Michelini

Margarita Michelini

Periodista, humorista, editora de cosasdelavida.

Temas relacionados (por etiqueta)

You are here Principal