Sábado, 24 de Mayo de 2014 14:26

Uruguay: votar en las internas

¿Votaré en las elecciones internas uruguayas del 1º de junio de 2014? ¿A quién?
Como en la ocasión no es obligatorio votar, podría ahorrármelo.
Sin embargo, estoy decidido a concurrir a las urnas y votar positivamente.

Publicado en Mundo uruguayo

PS o Perfecto Single (Segunda parte)

Ya lo dijo la especialista en la especie: El PS es muy selectivo a la hora de pasar la noche con una mujer y no tiene la más mínima intención de formar una pareja estable.
Y, siguiendo esas dos reglas de oro organiza el ciento por ciento de su tiempo y de su espacio.

El hábitat

El Perfecto Single habita un departamento que –más allá de sus dimensiones- cuenta sólo con dos dormitorios: el propio y el que ocupan sus hijos los dos días que puntualmente pasan con él. Durante su vida matrimonial, no ha tenido tiempo más que para engendrar a lo sumo dos vástagos que se acomodan perfectamente en la habitación que él ha preparado con cariño, buen gusto y sin culpa: allí el movimiento –escaso- gira en torno a la playstation 4 que el PS compró sin que le temblaran ni el pulso ni la conciencia. Para juegos creativos y didácticos –reflexiona el individuo- paga el colegio.
Su dormitorio es una suerte de paraíso zen. Militante del “menos es más”, el Perfecto Single duerme y practica el sexo en un ambiente despojado. Este sujeto alguna vez leyó que cuanto más vacío es el escenario en el que se desarrolla el acto amoroso, más probabilidades hay de que la imaginación de los actores lo enriquezca con sus fantasías. Pero lo de despojado es sólo un efecto que se ha logrado con un concienzudo análisis de la situación. De ningún modo se trata de las cuatro paredes y el colchón en el piso en el que retozaban ardientes de ideales los muchachos setentistas.
Este dormitorio ha sido fríamente decorado con el propósito de encender los fuegos que calientan sólo los cuerpos de los amantes del siglo XXI. Por eso, cuenta con un sistema de iluminación que un amigo arquitecto recomendó especialmente con el objeto de crear zonas de luces y sombras, un espejo amurado a una de las puertas del placard y que sólo aparece a la vista cuando el clinch amoroso ya empezó (antes sería una obviedad que el PS no soportaría), un  Led 3 D de 55 pulgadas que permite gozar de un fondo interminable de cool jazz emitido por los canales 954 ó 956 de Direct TV o, de ser necesario, de alguna sabrosísima escena lésbica de las que abundan en el porno soft. Comprendamos al personaje jamás se expondrá a las perfomances y los atributos heroicos de los varones del hard core.
Para acompañar estas prácticas, en un cajón del placard del Perfecto Single habrá un kit mínimo de aceites, velas, y –naturalmente- preservativos. El PS es un hombre cuidadoso de su salud. Su cuerpo es su templo.
Si el kit cuenta con antifaces, velos, delantalito de cocina o una caja de profilácticos con aro vibrador o dado de acción erótica, esto dependerá de las singularidades del usuario.

El comportamiento
La organización horaria del Perfecto Single es un mecanismo de relojería resultado de innumerables experiencias de prueba y error. El tipo sabe que sin una buena agenda y un control del tiempo va muerto. Aparte de sus dos días reglamentarios con los chicos, todo lo que alguna vez caía en manos de su ahora exposa debe resolverlo él: las tareas domésticas, las reuniones de consorcio y el encuentro semanal con sus padres. El PS se reconoce como un hombre sensible y en su carga horaria le adjudica a esa zona de su humanidad algunas horas semanales. No demasiadas, pero el hombre cumple, sobre todo con la vieja. Y si bien no siempre alcanza el Cuadro de Honor, su madre no deja de admirarse de lo bien que se maneja el muchacho con las nuevas responsabilidades para las que ella jamás lo preparó.
En esa agenda rigurosa, las idas al gimnasio se registran tres veces por semana. Al cabo de un análisis detenido, el PS descartó el golf y el squash. Se pensará que la opción gimnasio se debe a que en tal escenario la caza de mujeres resulta relativamente sencilla. Muy por el contrario. El hombre se puso práctico: lo que le gusta del sitio es que además de poder mirarse amorosamente en el espejo sin por esto llamar la atención, allí obtiene datos sobre todos los servicios que alguna vez necesitará -sastre, planchadora, delivery de sushi, masajista a domicilio o plomero-. Lo de explicarles a las rubias de colita de caballo y cap cuál es la manera más eficaz de sostener una mancuerna, el PS se lo deja a los novatos. El consume colección Roble.

Continúa en El Perfecto Single se dispone a ligar

 

Publicado en Columnistas
Sábado, 04 de Febrero de 2012 11:17

Todo lo que hay que saber sobre el Perfecto Single

--La verdad es que en esta etapa de mi vida, lo más adecuado sería encontrar un hombre PS, le dijo la amiga argentina --despolitizada-- a su par uruguaya. Estaban sentadas al borde del mar, disfrutando de la charla sin prólogo que retoman cada verano.
-¿Qué se te da ahora por elegir a los hombres por el color político? , ¿qué ventajas presenta un varón por pertenecer al Partido Socialista?, preguntó la uruguaya, que lleva la política en sus genes.--¿Y qué ventajas presenta un varón socialista? Que yo sepa en tus pagos los socialistas son cuatro gatos, así que pensarás emigrar a España. A los uruguayos de ese pelo no te los recomiendo: los que no están casados son pobres, aburridos o ambas cosas.
Las carcajadas de la porteña agitaron las olas del Atlántico. --Qué partido socialista ni partido socialista, dijo. --PS son las iniciales se "Perfecto Single", un híbrido de perfect single o soltero perfecto, explicó. Y aquí va la primera parte de la info detallada en una charla que se estiró hasta el atardecer.

Afinar el diccionario
Para empezar, debe quedar claro que “soltero” no es sinónimo de “single”. Ni menos aun de “perfecto single” o PS, una categoría a la que muchos varones quisieran pertenecer pero para acceder a la cual hay que cumplir una extensa lista de requisitos. A saber:
Cuando hablamos de single, de ninguna manera nos referimos al individuo de 28 años que todavía vive en la casa de sus padres porque no se resigna a abandonar las delicias del desayuno en la cama servido por mamita. Desayuno que encabeza una afectuosa nómina de servicios compuesta por camisas planchadas, llamados anotados, auto a disposición y dinerillo siempre a mano.
Tampoco describimos al adolescente intrépido que dejó la casa de los viejos para ensayar la adultez junto con otros cuatro de su calaña, con los que se turna para disfrutar del colchón de dos plazas en el único dormitorio del departamento que pueden alquilar con lo que reúnen a fin de mes.
Menos aun nos referimos al recién separado que armó el bolso y alcanzó a manotear un juego de toallas con las que se seca las lágrimas por el fracaso matrimonial, la pérdida del televisor led recién estrenado o las cuentas que teme no poder pagar. Vaya una a saber.
No hablamos de ellos. Sin embargo, nuestro single posee características de los tres individuos mencionados arriba: las ganas de vivir bien del niño de mamá, el afán de independencia del joven aventurero y la experiencia matrimonial contante y sonante del separado lloroso.
Lo que diferencia al single que nos interesa, y que a la vez lo define, es que este espécimen de género masculino ya ha sido dado de alta de la separación matrimonial, y posee un bonito departamento en el que vive rotunda, decidida, dogmáticamente solo.

El origen de la especie
Si el advenimiento a esta categoría fue traumático --esto es, si el hoy perfecto single fue una vez el marido doliente que abandonó el hogar conyugal muy a su pesar--, estamos en condiciones de asegurar que recién pudo acceder a esta exclusiva condición una vez que: restañó sus heridas a fuerza de lavarlas con lágrimas; tomó tiras y tiras de Rivotril hasta que se le pasó el vértigo de encontrarse a solas con los chicos; y gastó impensadas sumas de dinero en camisas nuevas hasta que descubrió que en Buenos Aires hay un lavadero cada dos cuadras y en todos planchan la ropa.
Sí, en cambio, pertenece a la clase de los que se fueron a comprar cigarrillos y nunca más volvieron al lecho legal para lanzarse a protagonizar la versión argentina de ¿Qué pasó ayer? y sus antecedentes Despedidoa de solteros y Porky?s 1 y 2. Esta etapa también pasó.
El PS abandonó para siempre la fase adolescente. El tipo está en otra instancia. Es, como dijimos antes, un dogmático y se rige por dos principios que no transgrede  jamás:
1) Es muy selectivo a la hora de pasar la noche con una mujer.
2) No tiene la más mínima intención de formar una pareja estable.
Y es en función de estas dos reglas de oro que el PS organiza el ciento por ciento de su tiempo y de su espacio.

Continúa en: Perfil del PS: práctico, organizado y sofisticado, pero hasta ahí

Publicado en Columnistas
You are here Mostrando articulos por etiqueta: PS