Dejamos a la protagonista de esta serie, huyendo de un pendeviejo setentista que ni se dio cuenta cuando ella lo abandonó en el bar. Todo apunta a que renunciará a la búsqueda de un nuevo amor. Cuarta y última entrega...por ahora.

Lo rulos no están nada mal
Cuando sonó el despertador sintió que un taladro eléctrico le perforaba el cráneo de parietal a parietal. Desde los días previos a la separación no tenía un dolor de cabeza tan fuerte. Se metió en la ducha con la ilusión de que el agua le lavara el pelo, la pena, la sensación de pérdida de tiempo y el dolor. No funcionó. Tampoco funcionó la planchita y por primera vez en un año se fue a trabajar con los rulos con los que llegó a este mundo.

Publicado en Columnistas
You are here Mostrando articulos por etiqueta: porteña