Error
  • JUser::_load: Unable to load user with id: 76
Domingo, 08 de Marzo de 2015 18:46

Las difíciles relaciones entre investigación y literatura

por 
Vota este articulo
(0 votos)

Pido perdón a ciertos lectores aficionados a la novela histórica, capaces de sacrificar en los altares de la información precisa y el dato confirmado, las sutilezas de la literatura.
Para quien escribe esta reseña, las mentiras de Juan Carlos Onetti, el condado mítico la obra de Faulkner, el sutil manejo de los adjetivos de Borges resultan más conmovedores y valiosos que el laborioso acopio de datos de algunos popes como Umberto Eco, para ofrecer a los lectores una larga novela policial.

Esta introducción viene a cuento después de leer La joven del azul Jacinto, una novela, según rezan los fragmentos de elogiosos comentarios importantes medios de Estados Unidos, una serie de narraciones encadenadas con arte, según lo prefiera el lector.

La autora de esta perla es Susan Vreeland, una estadounidense, profesora de literatura de origen holandés. La obra, traducida al castellano y publicada por Salamandra en 2001, no fue, por lo menos en Uruguay un gran suceso, a pesar  de la cantidad de importantes galardones que Vreeland cosechó en su país, y de que su primera novela fue adaptada para televisión.

Claro que La joven… participa de muchas normas de la novela histórica. Claro, también que es muy posible que la autora haya hecho un arduo trabajo de documentación, tanto en Estados Unidos como en Holanda.

Solo que toda la narración está permeada por la espontaneidad. No hay “lección de historia” para recorrer varios siglos a raíz de unos de los cuadros de Vermeer, pintados en al sigo XVIII, que se perdieron para siempre a lo largo de la historia, un cuadro que, de pronto no existió más allá de la imaginación de Vreedland.

Sin embargo es posible verlo, en manos de un soldado nazi que lo requisó a una familia judía. Y, poco a poco, no sin una dosis de suspenso, es posible ir viendo a los sucesivos propietarios, todos personajes fascinantes, hasta llegar, más allá del artista trabajando en el lienzo, a la modelo a cuyas manos llega por fin, pero a quien la necesidad la obliga a venderlo a vil precio.

Susan Vreeland, La joven de azul Jacinto- Salamandra – Barcelona 2001- 214pp

Ultima modificacion el Viernes, 26 de Junio de 2015 10:07

Dejar comentario

Asegúrese de introducir la información requerida que se indique con (*).
Código HTML básico permitido.

You are here Lecturas Las difíciles relaciones entre investigación y literatura