Error
  • JUser::_load: Unable to load user with id: 76
Miércoles, 17 de Septiembre de 2014 11:15

¡Salud Sporting!

por  Ricardo Piñeyrúa
Vota este articulo
(1 Voto)
Sporting Club del Uruguay /banderita de seda Sporting Club del Uruguay /banderita de seda Mercado Libre

Camisa blanca y corbata de nudo grueso que al rato ya empezaba a torcerse y esconderse caprichosamente bajo el ala del cuello.
Raramente lo usaba, algún velorio, un casamiento y por supuesto el aniversario del Sporting.
Era un día especial, porque en general íbamos todos.

Era de las pocas cosas en que salíamos como familia. Si hasta recuerdo a mi hermana, ya casada con "Pincho",  sentada en una de las largas mesas que se armaban en el gimnasio.

Esas fiestas eran un sueño para mí; me alargaban el día en el club, lo llevaban hasta pasada la medianoche, los habituales juegos de escondidas, manchas, vaqueros y ladrón y poli se transformaban con el misterio de la noche y la oscura frontera del Parque Rodó más allá de las alambradas. Toda una aventura.

La fiesta decana tenía solo un problema, que supongo era debate matrimonial entre mis padres y condición de mi madre para asistir esa noche; que mi padre no hablara.
Le encantaba subirse al escenario y ser parte de la oratoria, con discursos emotivos y largos que vaya a saber por qué en esos momentos nos avergonzaban.

Pero él no cejaba; seguramente en casa había prometido no hacerlo, pero llegado el momento nada lo podía parar. En la mesa nos mirábamos bajando los ojos y sintiendo que los otros se clavaban en nosotros como responsabilizándonos de su oratoria.

Pero los demás lo querían a rabiar, tanto como él quería a Sporting. Eran capaces de escuchar al "Loco" Piñeyrúa, aplaudirlo y abrazarlo mientras él se reía contagiosamente llenando el gimnasio de su alegría

Hace 54 años fuimos a la más linda de todas, las Bodas de Oro. Mi padre se puso el traje, mamá su mejor vestido, a mí me pusieron una camisa con chaleco y corbata y antes de salir él me puso la insignia de los 50 años. No la tengo, pero es una de las distinciones más fuertes de mi vida; ese día me hicieron parte de lo único unánime que tuvo mi familia, ser de Sporting.

Hoy el decano cumple 104 años. Yo me desperté recordando las primeras palabras de su himno y me imaginé a mi padre con su traje oscuro, la corbata ladeada, un vaso en la mano sacando unos papeles para leer un poema al club.

¡Cuánta vergüenza, cuánto amor!
¡Salud Sporting!

Publicada en uy.press, el 14 de setiembre de 2014.




 

 

Ultima modificacion el Viernes, 03 de Octubre de 2014 09:35
Ricardo Piñeyrúa

Ricardo Piñeyrúa

Periodista, comentarista deportivo.

You are here Mundo uruguayo ¡Salud Sporting!